• Marguerite

Cómo construir tu personalidad alineada con tus valores y actuar como realmente quieres


Buenos días a todos,


Hoy quería compartir con vosotros un método que uso a diario con mis clientes y conmigo también. Este método ayuda para muchas cosas, es realmente transformador:

- para avanzar frente a las creencias que tenemos sobre nosotros mismos

- para afrontar más fácilmente los obstáculos de nuestra vida

- para tener los comportamientos que realmente queremos

- para liberarse de las "etiquetas" que nos hemos puesto

- para construir nuestra personalidad, alineada con nuestros valores y nuestros deseos

- para estar orgullosos de nosotros mismos e ir más allá de lo que podemos imaginar


Con mis clientes, construimos y trabajamos con el método en profundidad, juntos durante las sesiones.También comparto este método en mi taller sobre los valores. Es un método que cambió mi vida y en una voluntad de democratizar y dar acceso al coaching a un máximo de personas, también quería explicarlo en este artículo.


Las etiquetas que crees que tienes: ¡ten cuidado, no te fíes!

Tenemos mucha facilidad para poner etiquetas a los demás, e incluso a uno mismo.

¿Cuántas veces oímos a los padres decir: "mi hijo es bueno en matemáticas" o "mi hija es muy buena persona", o "no tiene cuidado", "él no es un trabajador".

Incluso hablan se ponen etiquetas a ellos mismos: "No confío en mí mismo", "Soy tímido" … Estos ejemplos los suelo escuchar muy a menudo en mis clientes.

Aquí hay 2 argumentos que demuestran lo absurdo que son estas etiquetas, y que no se debe confiar en ellas.


1. La opinión de los demás, por lo tanto, no puede representar nuestra personalidad.

Tendemos a juzgar a una persona de acuerdo con nuestro propio sistema de valores, necesidades y perspectivas. Ponemos etiquetas positivas o negativas en nosotros mismos u los otros, dependiendo de nuestra cultura, del contexto en el que vivimos, de nuestros valores, etc. Cuando juzgas el comportamiento, es una opinión, y como cualquier opinión, es discutible, dependiendo de la perspectiva que uno tenga. Por ejemplo, mis managers en multinational a menudo me decían que yo era demasiado sensible. Ahora que soy coach, no estoy segura de que a mis clientes les parezca "demasiado". Me permite escucharlos y comprenderlos, y ellos lo saben. Todo depende del contexto, de la perspectiva en la que estás.


2. Nuestros comportamientos cambian enseguida si lo necesitamos.

Un comportamiento momentáneo no define a una persona a largo plazo. E incluso un comportamiento repetido varias veces durante mucho tiempo puede cambiar.

La neurociencia demuestra que puede cambiar completamente un comportamiento si siente una gran necesidad, por ejemplo, integrarse en un grupo (buscar ser aceptado por sus padres cuando uno es pequeño, por su equipo en el trabajo o su jefe cuando somos adultos, etc).


Fui testigo hace 2 años de un ejercicio en el que un grupo de personas tenía que proponer un proyecto de actividades para una convención de empresa. Cada uno recibió una etiqueta en la frente, que no conocían. Pero todos podían ver las etiquetas de los demás. Las etiquetas que pusieron a cada uno eran:

-el financiero, confía en él, lo sabe todo

-el jefe, aprueba todo lo que dice

-el aprendiz, no sabe nada, no prestes atención a lo que dice

-es frágil, protégelo

-es sociable, ríete con el porque siempre es muy divertido

Se pedía interactuar con cada uno según la etiqueta que lleva.


En menos de 10 minutos, vemos que las personas cambian por completo su actitud en comparación con lo que suelen tener, para integrarse en el grupo:

El financiero y el jefe, se expresan libremente, participan activamente y proponen muchas ideas. El aprendiz, a quien nadie escucha, termina desaparecido por completo y ya no participa. El frágil, quejándose constantemente y el sociable, haciendo bromas. Sin embargo, cuando terminó el ejercicio, se les preguntó a estas personas cómo se sentían y si su comportamiento era habitual. El "frágil" respondió que suele ser más positivo y no entendió por qué se había quejado tanto. El financiero, el jefe y el sociable estaban muy cómodos. El aprendiz admitió haberse sentido muy mal.


Fue sorprendente ver cómo las personas se comportaron acorde con su etiqueta en tan poco tiempo (menos de 10 minutos). La conclusión de este ejercicio es que eres tan manejable que puedes convertirte en cualquier cosa, en poco tiempo. Tienes que tener cuidado porque puede ser peligroso si te manipulan y si no tomas el control de lo que quieres ser. Pero también es una oportunidad: ¡realmente puedes convertirte en lo que quieres y rápidamente! Personalmente, encuentro muy impactante y liberador saber que mi comportamiento, puedo crearlo si lo deseo, y que lo que he sido, puedo cambiarlo si quiero.



Hemos visto anteriormente que las etiquetas que uno establece o que los otros nos dan, no son fiables para representar el valor o las capacidades de una persona. Pero entonces, ¿por qué ponemos etiquetas a las personas?

Algunos dirán que esto nos permite facilitar la comprensión, al cerebro le gustan las cosas que son fáciles de entender y la clasificación facilita la comprensión.

Las etiquetas también se usan con la creencia de que permite a los niños adoptar comportamientos apropiados en sociedad. A menudo escuchamos a padre decir: "eres un niño prudente, estoy orgulloso de ti". Así, el niño tiene la impresión de que es por eso que nos gusta, trata de conformarse lo más posible. Sin embargo, el niño se construirá principalmente a través del reconocimiento de sus padres y de los otros, pensará que será amado solo cuando tenga esta etiqueta. Esto no aumentará su autoestima porque pensará que es amado de manera condicionada. No se arriesgará a hacer lo contrario, o a hacer cosas de manera diferente, no se construirá de acuerdo con lo que necesita, tendrá un miedo constante a la mirada de los demás. Salir del comportamiento que se espera de nosotros es correr el riesgo de un rechazo, de no ser amado y eso es insoportable. Entonces nos conformamos, borramos nuestro verdadero ser, no lo construimos como deberíamos.


Por eso es tan importante empezar a construir nuestra personalidad en función de lo que queremos nosotros. Y lo que queremos corresponde a nuestro sistema de valores, que nos indica lo s comportamientos que consideramos importantes para que el mundo funcione bien.


El método para crear su personalidad en línea con sus valores:

El primer paso es definir los valores que son importantes para nosotros. Si son tan importantes para nosotros, es porque son parte de nosotros, es entonces algo de nuestra personalidad :-)


Para ayudaros, aquí os propongo una lista de valores (no exhaustiva):

Abundancia, Aceptación, Acción, Amor, Apertura, Armonía, Autenticidad, Autonomía, Aventura, Belleza, Colaboración, Compasión, Compromiso, Confianza, Consideración, Creatividad, Curiosidad, Diversidad, Eficiencia, Esfuerzo, Elegancia, Empatía, Esperanza, Generosidad, Gratitud, Humildad, Humor, Igualdad, Inocencia, Innovación, Justicia, Libertad, Lealtad, Naturalidad, Originalidad, Mejora continua, Paz, Perseverancia, Positivismo, Prudencia, Respeto, Responsabilidad, Sabiduría, Serenidad, Simplicidad, Sinceridad, Valentía, Virtud, etc.


Una vez que se definen los valores, imagino personajes que encarnan estos valores al 100%. Pueden ser personas famosas, personajes de ficción, líderes influyentes, que representan uno o más de estos valores importantes para mí (al menos para mí, en mi mente, dependiendo de la imagen que tenga de estos personajes, no importa la realidad).


Una vez que los personajes están definidos, los convierto en mi "comité de dirección" y les pido su opinión en mi cabeza cuando la necesito, para tomar una decisión o para actuar de manera diferente a mis "modos automáticos" que no me ayudan.


Os doy el ejemplo de mi caso:

Definí una lista de 10 valores:

- generosidad

- inconformismo

- curiosidad

- dulzura

- calma

- confianza

- respeto

- sabiduría, visión

- diversión, disfrutar la vida

- sociabilidad, amistad


Y hay algunos valores específicos que considero que necesito trabajar en ciertos contextos:

- generosidad

- inconformismo

- curiosidad

- dulzura

- confianza


Generosidad e inconformismo, para mí es 100% Madre Teresa.

La curiosidad es el Principito.

La dulzura y la confianza es Venus.


Estos personajes son representaciones en mi cabeza, que sirven de guía cuando tengo que tomar una decisión o actuar. Me imagino que estos personajes no hablarán con ciertas personas, o que se imaginan a estos personajes de una manera completamente diferente de lo que representan para mí. Lo importante es encontrar a nuestros personajes que nos hablan, tal y como los imaginamos. Mis ejemplos son personajes famosos o personajes de ficción. Pero podría haber elegido a personas a mi alrededor si incorporan al 100% los valores que quiero implementar más en mi vida.

Luego, pongo a estos personajes frente a la situación de mi vida diaria. Por ejemplo, cuando me doy cuenta de que tiendo a juzgar a alguien, o si quiero explorar nuevos horizontes en mi trabajo (nuevos tipos de misiones o tareas que no me gustan, por ejemplo), yo me doy cuenta de que un poco de curiosidad y apertura me harían falta, entonces me pregunto cómo haría el Principito respecto a esta persona o este tipo de tarea, y qué diría él si tuviera algún consejo que darme.

Si quiero tener un impacto positivo pero siento que tengo muchos problemas, intento inspirarme de Madre Teresa. Le hago estas preguntas: "¿Cómo verías la situación? ¿Qué consejo me darías? ¿Qué comportamientos tendrías?

Y si necesito confiar en mí mismo, me pongo en la piel de Venus.


Este método es muy poderoso para inspirarse, guiarse, cambiar y adoptar comportamientos que nos hacen feliz. Todos tenemos nuestro propio sistema, lo importante es definir el que más nos convenga. Por supuesto, este trabajo no es fácil de llevar a cabo, primero debemos hacer un trabajo profundo de introspección para conocer los valores que nos son importantes y aquellos que deseamos trabajar. Luego tenemos que practicar este método para poder aplicarlo fácilmente a nuestra vida diaria.


👉La ayuda de un coach puede facilitarte mucho este trabajo fundamental sobre la definición de los valores y para practicar la aplicación diaria de este método, sobre todo si consideras que no es natural para tí. Trabajo este método con mis clientes durante sus sesiones de coaching, y también lo trabajo durante mi taller sobre de valores. ¡Sé atento a los próximos talleres que haré si estás interesad@!


👉No dudes en comentar sobre los valores que has definido, los personajes que has creado, porque puede inspirar a otros.


👉Gesto útil: Comparte con un ser querido que crees que este artículo puede ayudar.

Un email privé par semaine pour trouver du bonheur dans ta vie et ton boulot.

En t'inscrivant à ma liste privée, tu recevras 1 email par semaine. Les emails sont gratuits.

Tes informations restent confidentielles et tu peux te désabonner à tout moment.

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

Barcelone - Val d'Aran - Online

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle